30 jul. 2014

Low Festival 2014

Como aún tengo fresquito ese pedazo festival que vivimos hace unos días (aún llevo la pulsera) pues aquí va mi post sobre el Low Festival de Benidorm de 2014 y como siempre digo al final del post, comentar es gratis (y se agradece) así que no seáis tímidos...


No os voy a aburrir mucho con el viaje, sólo decir que salimos de Oviedo a las 10.47 y llegamos a Benidorm a las 21.25 con lo que ya no nos dio tiempo a cambiar la entrada por la pulsera, pero bueno, ya estábamos allí que era lo importante.

Viernes 25 de julio
Después de que nos dieran nuestra pulsera, lo primero que hicimos fue cambiar los euros por tokens (la "moneda" oficial del festival) y por si alguien lee este post dentro de uno o más años buscando información pongo los precios de algunas de las cosas que recuerdo (recordar, estamos hablando del 2014)

Hamburguesa normal (solo pan y carne) 2 Tokens
Hamburguesa con queso y bacon 2,5 Tokens
Kebab 2,5 Tokens
Perrito Entre 1,5 y 2 Tokens
Trozo pizza 1,5 Tokens
Bocata ternera 3 Tokens


La equivalencia es 1 token -> 2,5 € y los tokens enteros que no gastes te lo devuelven en dinero.
Por otro lado, al ser un festival sostenible el vaso es de plástico duro y si lo devuelves, te retornan 1 € yendo los 0,25 € restantes a una asociación.


Y vamos a lo bueno, además el viernes era el día grande para mi, todos los conciertos que vi enteros, en primera fila (si, ya se que tengo un problema, algún día iré al médico...).
Bueno, que me evado, los conciertos que ya habíamos empezado a las 12.00 en el Ku Lounge de la Playa de Levante (y eso que estábamos para Poniente) y ver por primera vez en el día a Sra. Robinson y digo primera porque a las 20.00 en el escenario Sounds from Valencia, volvimos a ver a los alicantinos cantar canciones de sus dos discos (Nada en la nevera y A medio camino), con un sonido que me recuerda a  mis adorados MClan me lo pasé genial y eso que no pude coger ninguna de las dos púas que tiró Raúl, su cantante, tanto por la mañana como por la tarde fueron más rápidos que yo... (espero que se pasen por Asturias y poder conseguir la púa).
Una vez terminado su concierto, cambiamos de zona pasando un rato por el escenario JägerMusic y escuchar a Niño Caracol y para terminar cenando sentadas en el prao escuchando de fondo a Triángulo de amor bizarro.
Luego, directas al escenario Budweiser para escuchar a Iván Ferreiro (por segunda vez este año) con su Val Viñor-Madrid y una vez más no defraudó en absoluto (aunque personalmente eché de menos que hablara un poco, que el chaval tiene mucha chispa) y ya enlazamos con para mi el mejor grupo internacional de Low de este año, los suecos The Hives que empezando el espectáculo con Come on! nos pusieron a todos a cantar, bailar y saltar como locos. Concierto más que recomendable de ver y si me surge la oportunidad no dudaré en repetir (aunque si terminé reventada en la hora que duró, en un concierto de sólo ellos que pueda durar más tiempo no se como terminaría...). Además Pelle, su cantante chapurreando español y bajando al público para hacer paseillo y chocarnos la mano a todos los que estábamos en primera fila... de verdad que genial.


Con el cansancio empezando a hacer mella, nos fuimos a la grada para disfrutar de Vetusta Morla con su  nuevo disco La deriva, concierto que no pudimos ver entero porque en el otro escenario tocaban mi ojito derecho Sidonie y por supuesto yo tenía que estar en primera fila y así fue, con un sonido no todo lo bueno a lo que nos tienen acostumbrados (aunque ninguno de los grupos que vi en el escenario Matusalém sonaron al 100%) fueron cantando canciones de varios de sus discos, desde La sombra, Sierra y Canadá, Por ti (adoro esa canción), para terminar con energía con su Incendio.


Eran sobre las 3.30 cuando salimos de la ciudad deportiva, hasta el día siguiente.

Sábado 26 de julio
Comenzaba temprano la jornada, a las 19.30 con el sol aún calentando ya estábamos posicionadas en segunda fila para ver el directo de  Xoel López con su Atlántico aunque también nos deleitó con canciones su época con Deluxe.


Después del gallego vimos un par de canciones de The Horrors, la verdad que nos los conocía de nada y no me gustaron.
Después de cambiar de escenario para cenar, nos quedamos viendo a Los Corizonas y a estos si que los disfruté el rato que los vi, que no fue todo el concierto (cosa que me arrepiento) ya que tocaba otro cambio de escenario para ver al cabeza de cartel del festival Massive Attack a pesar, que a mi la música electrónica ni fu ni fa, pero por ver el espectáculo...


Hablemos un poco de las "estrellitas" de Massive Attack, para empezar tengo que decir que sólo aguantamos 3 canciones porque las luces de las pantallas gigantes mareaban demasiado y lo de "estrellitas" lo digo porque a los chicos de Corizonas que coincidían 30 minutos con el principio de los británicos les cortaron los micros y a los chicos de Second que coincidía su inicio con los últimos 15 de los Massive, les hicieron retrasar el concierto (muy mal gesto de la organización que tuvo que pedir disculpas al día siguiente a través de las redes sociales).
Como no aguantamos a los Massive Attack, un enésimo cambio de escenario para ver a los murcianos Second, otro agradable descubrimiento y que junto a Los Corizonas, si se pasan por Asturias me acercaré a verlos.


Último cambio de escenario del día (vale, de la noche) y de vuelta en el Budweiser vimos un ratuco a los Editors desde la grada y es que el cansancio ya era más que notable con lo que decidimos retirarnos a eso de las 2.30 de la madrugada que teníamos que coger fuerzas para el domingo.

Domingo 27 de julio
El día grande para mi apañera de conciertos y al fin un día que ya no lucía el sol cuando llegamos a la explanada del Low, ya que llegamos al recinto sobre las 20.45 para ver el final de Los Campesinos! y enlazar con Izal (un cuarto grupo que si se pasan por tierras asturianas, iré a ver).

 

Después de los madrileños, descanso para reponer fuerzas con cambio de escenario incluido (qué raro, verdad??), para disfrutar con los Niños Mutantes seguidos (y sin cambiar de escenario!!) de La habitación Roja (penita de no poder verlos enteros, pero se solapaban con otro de los conciertos imprescindible).


Un último cambio de escenario para ver el nuevo show de los Love of Lesbian, El poder de la tijera con críticas políticas incluidas y también incluidas dos nuevas canciones El mal español y Manifiesto delirista aunque sin olvidar clásicos como John Boy o ese momento en el que Uri se convierte en el príncipe del mal (y qué puntazo tiene) para cantar Si tu me dices Ben... y terminar con Fantástico haciendo saltar a todos los presentes que de verdad que eramos muchos.


Y a eso de las 3.00 de la mañana salimos, dijimos adiós a esta edición del 2014, el año que viene veremos que pasa...

Ya se que las fotos son malas no, malísimas, pero mi móvil no da para más y aún no entiendo la razón por la que no dejaban meter cámara de fotos (para la próxima edición me voy a sacar un carnet de blogera o algo así para ver si me dejan meterla que yo sin mis 100-150 fotos por concierto no soy yo misma) eso si, gente con cámara reflex si que me encontré....


8 comentarios :

  1. y de todo ello doy fe!
    conciertazos de infarto, sol y playa.. no se puede pedir mas. 9 de cada 10 dentistas lo recomiendan!!
    no hay mucho mas que añadir a este completisimo post. Solamente una mencion de agradecimiento al guaperrimo hombre del tram: no sabemos tu nombre, pero no te olvidaremos facilmente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapérrimo y funcionario, que mas podemos pedir??
      Gracias por el comentario!!!!

      Eliminar
  2. Sumando este post y el siguiente, parece que mereció la pena a pesar de todo, ¿no?
    No conozco a ninguno de los grupos que mencionas, jeje, pero lo que sí me conozco bien es el ambiente festivalero y cómo se disfruta :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, no conoces a ninguno de los grupos?? Pues más razón para darte las gracias por leer y por comentar!!
      Y sí, al final me lo pasé genial y me encantó el buen rollo del festival (y ya si le sumas sol y playa ni te cuento...)

      Eliminar
  3. Hola! Estoy valorando la posibilidad de ir a ver a Kasabian este verano, pero la verdad que si no puedo estar en primera o segunda fila... no es lo mismo. ¿Cuánto tiempo estuviste que esperar y en qué condiciones? Es algo inhumano o factible?

    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo que decirte que no hice mucha espera en ninguno, quizás 30 minutos, pero también de digo que para el de The Hives que fue grande que vi ya estaba situada en primera fila del concierto anterior. Lo bueno es que tienes hierba y aunque tengas que estar esperando, sentada se hace muy cómodo

      Eliminar
    2. Muchas gracias! Lo pensaré... siendo la única fecha en España... me siento obligada. Gracias!

      Eliminar