2 feb. 2014

Val Miñor-Madrid con parada en Avilés

10 meses después de verlo en acústico en la Pola con sus "Confesiones de un artista de mierda", ayer volví a ver al gran Iván Ferreiro, esta vez en el Niemeyer y en formato eléctrico, presentando "Val Miñor-Madrid. Historia y cronología del mundo" y una vez más no defraudó en absoluto.



El concierto estaba programado a las 21.00 y a esa hora comenzaron los teloneros, Nothing places, compuesto por 3 de los componentes de la banda (Ricky Falkner al bajo, Xavi Molero en la batería y Emilio Saiz voz y guitarra) que estuvieron durante 30 minutinos para después de un pequeño descanso para prepararlo todo dar paso a las 21.45 al concierto de la noche.

Al escenario sale un elegante Iván (con traje de 3 piezas) acompañado por su hermano Amaro (guitarras), Pablo Novoa (teclados) y el resto de la banda antes mencionada.

Comenzó con Turnedo (en la Pola le dimos la coña hasta que la tocó, ahora la canta la primera y se la quita de encima...) para seguir con Abrázame (sí, la de Julio Iglesias) y después, saludar al respetable diciendo entre otras cosas "y ya sabéis, las quejas por Twitter" (al final del post pondré mi queja).


A partir de ese momento comenzó a presentarnos las canciones de su nuevo disco, comenzando por  El bosón de Higgs y pidiendo incluso colaboración en algunas como en Bambi Ramone (nos decía que los coros eran fáciles y que podíamos desafinar...), El resplandor, Cómo conocí a vuestra madre, Alien vs. Predator...

Llegó la hora en la que quedó solo en el escenario y una vez más nos hizo una encuesta para escoger que canción versionaba, las candidatas eran El leñador y la mujer americana de Zahara (apenas tuvo acogida), Tierra de Xoel Lopez (mediana) y Vidas cruzadas de Quique González (la gran ganadora, otra vez), pero el chaval estaba generoso y nos hizo la de Xoel y la de Quique. 

No sólo del nuevo disco y de versiones fue el concierto, también incluyó éxitos de su época de Los Piratas (aunque dejó claro que nunca van a volver) y de sus discos anteriores como El viaje de Chihiro entre otras.

Al final 2 horas de concierto que merecieron y mucho la pena, deseando verlo en el Low Cost de Benidorm.


Y ahora la queja, resulta que antes de empezar el concierto una voz nos dice que está prohibido grabar y sacar fotos y vaya que si lo cumplieron, al principio solo eran avisos, pero al final hasta uno de seguridad amenazaba con echar al personal y una que es de disparo fácil..., la verdad que no me hizo la más mínima gracia, lo único que conseguí, dos fotos sin flash que quedaron movidas, dos con flash y un mini video :-(

Bueno, hasta aquí el post de hoy, pero antes quiero lanzar una pregunta, hace cuanto que no os prohiben en un concierto tomar imágenes??

4 comentarios :

  1. Pues yo, la verdad, que no soy de hacer fotos en absoluto en conciertos. Incluso a veces me lo he propuesto antes del conci y luego se me olvida por completo. Así que ese problema no lo tengo. De todos modos, no recuerdo cuándo fue la última vez, pero probablemente antes de la época móvil con cámara integrada :D
    Lo importante al final es que hubieras disfrutado del concierto, y eso parece que sí :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutarlo lo disfruté un montón ;-)
      Y muchas gracias por comentar una vez más, especialmente estos post de conciertos cuando se que no te llama esta música...

      Eliminar
    2. Aunque no sea mi tipo de música, la música es mi pasión y entiendo muy bien lo que significa irse de concierto :-) La diferencia entre nosotras es que tú haces fotos y yo no :D

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar